¿Qué es la propagación de los DNS?

Todo registro de un nombre de dominio posee la información de cuáles son los servidores DNS asociados a ese nombre de dominio. Los servidores DNS son los que se encargan de indicarle al navegador dónde están alojados los datos de la página web que estamos consultando (puede encontrar más información sobre DNS pinchando aquí).

 

La correspondencia entre el “Nombre de dominio ó servidores DNS” se guarda en la base de datos común en el “Internet Network Information Center, pero sería inviable que cualquier equipo desde cualquier lugar del mundo tuviera que consultarla; no habría forma de soportar los millones de solicitudes que existen cada segundo.

 

Para evitar este problema, la correspondencia “Nombre de dominio ó servidores DNS” se replica en “Ubicaciones Intermedias” distribuidas a lo largo de todo el mundo. La actualización de esta correspondencia tarda unas cuantas horas (de 24 a 48) y esto es lo que se suele denominar “propagación de DNS”.

 

Cualquier cambio de servidores DNS asociados a un nombre de dominio (un nuevo registro tiene el mismo efecto que un cambio) lleva implícito una nueva propagación de DNS, por lo que el nombre de dominio tardará en estar relacionado con la máquina en la que se aloja de 24 a 48 horas. Es decir, el servicio utilizando el nombre de dominio (por ejemplo www.aponte.mx ) estará inoperativo durante este periodo. Esto afectará tanto al correo electrónico, como a la web.

 

¿Fue útil la respuesta?

 Imprimir éste Artículo

Leer también

Que es el dominio .tv

  El dominio .TV es un dominio de nivel superior (TLD) que funciona igual que los demás dominios...

Que es el dominio .cc

Pertenece a las Islas Cocos, un pequeño archipiélago en el Océano índico con una población de...

Que son los Códigos de País.

Nombres de dominio de dominio de extensiones de dos caracteres para países, como el popular TLDs...

¿Tengo que esperar a que expire mi dominio para renovarlo?

No, usted puede renovar su dominio en cualquier momento antes de que expire, sin perder el...